26.7.05

Después del ensayo


No, no es una secuela ni una precuela bergmaniana... es el título de una nueva entrada de este blog para dar cuenta del día después: el ensayo anduvo muy bien: con asistencia numerosa y variada, con vaso de vino y calefacción, con regalos para los invitados, con una luz mortecina que inauguró las noches en la nueva sala y una pasada que estuvo a la altura de las circunstancias. Lo que queríamos se logró: poder abrir el proceso de trabajo y compartirlo con la gente que quisiera ser testigo. Para nosotros tuvo el sacudón de ver en la platea a mucha gente cuando estábamos mansamente acostumbrados a nuestra cerrada intimidad. De todas formas esa presencia numerosa estuvo bien que fuera a quince días del estreno: ahora seguiremos trabajando con la certeza de cómo será tener al público ahí, cerca. El shock fue bien elaborado por los actores y este blog hoy se parece más a una crónica que otra cosa. Aquí termino esta entrada y espero poder seguir poniéndolos al tanto de lo que sigue.

2 comentarios:

Dama Luna dijo...
Este blog ha sido eliminado por un administrador de blog.
Dama Luna dijo...

alejandro:
muchisimas gracias por abrir las puertas de tu espectaculo y del proceso a los que estamos aca, recorriendo de este lado cada nueva entrada tuya para ver "como va la cosa".
me fue imposible ir al ensayo abierto (y me hubiera encantado estar ahi) pero impostergables examenes hicieron que a las 21 estuviera todavia sentada en la mesa examinadora.
pero de mas esta decirte, que despues del 7 estare algun sabado a la noche sentada en la platea del camarin para ver en accion estos textos que tanto me sorprendieron, de la mano de los talentos que elegiste para ese desafio.
y seguramente, te volvere a dejar aca mis comentarios.