25.3.07

Algunos espectadores dicen...

I
Ayer volví a ver Los Mansos. Quiero expresarte la conmoción que me produjo, pero no sé cómo hacerlo sin que suene exagerado y parezca un exceso por mi parte que nada tiene que ver con la obra. Yo voy muchísimo al teatro, con intenciones (a menudo insatisfechas) de encontrar un poquito de lo que vuestra obra me dio a toneladas, y esto no me pasa con frecuencia. En un primer momento provocasteis en mí una gran fe en vuestro trabajo, a partir de ahí fue un dejarse llevar. Te hablaría del poder del signo o la metáfora, de la poderosa inmediatez comunicacional entre vuestro escenario y mi modesta silla de espectador, de la emoción, del entusiasmo estético e incluso de las resonancias en mi propia historia, pero prefiero ser breve y menos cursi. Más allá de "qué buen espacio, qué buenos actores, etc." hay también un pozo inacabable de orden artístico, al que afortunadamente creo que accedí. Y todo era como el piano del espíritu que describe Kandinsky. Esto es una felicitación a ti y a tu equipo, sí, pero es una felicitación honesta.

Sin duda la volveré a ver más veces.

Un abrazo,
E.P


II
fui el viernes 23 a ver la obra y bueno, mi reacción al salir fue de enmudecer, mientras la gente alrededor rie, charla uno sobre otro, esparce sus conocimientos sobre esto y otro y blabla, yo seguí muda porque además de que había ido sola, me impactó mucho y todo el viaje de vuelta a casa fue pensando en los gestos, las palabras, los sentimientos pero visto desde el lado de los recuerdos y la carga que cada persona lleva consigo, es impactante como se desarrolla en un clima tan íntimo, la sensacion de viajar en el mismo vagón que los actores, que nos están gritando que somos parte de su juego y a la vez, que es imposible entrar en sus secretos, que algo los recubre, que se conocen y que nosotros somos totalmente ajenos.
por momentos me iba del relato por quedarme observando una expresión o por como una palabra fue dicha de una forma particular, son geniales, los disfruté. no me arrepiento de haber estado una hora y pico sentada esperando en la vereda, por no tener donde ir, viendo jovenes y no tanto que se creen tan bohemios con sus anteojitos que no deben tener aumento pero quedan bien. y fuera de eso y de mis análisis siempre invadiendome la cabeza, de verdad me gustó mucho, espero volver, un saludo grande, un buen trabajo.

i.

1 comentario:

iris dijo...

:)

vuelvo este viernes, y me pone bien, hay que exprimir las cosas que nos ponen bien.

[No quiero ir nada más que hasta el fondo]
escribiría alejandra la noche que.-


mucha suerte.. pero más que suerte, muchas ganas.. para seguir haciendo arte..-